¿Qué son las rocas?

Como rocas se entiende los agregados minerales naturales (paragénesis minerales), cuya composición y textura sea regular dentro de un volumen determinado y que sean geológicamente independientes. El tipo de paragénesis no es consecuencia de condiciones casuales, sino que es un producto de su estructura interior y de las influencias variables exteriores, tales como presión, temperatura y movimientos tectónicos. De esta forma puede determinarse su evolución (génesis), a partir de los componentes minerales que forman la roca, y de su ordenación espacial.

Es normal distinguir entre rocas compactas y sueltas. Así pues, el concepto de formación rocosa no se relaciona necesariamente con la forma compacta. También la arena, la arcilla o el lodo forman parte de las rocas. De todos modos, este libro tratará casi exclusivamente las formaciones rocosas compactas. Las formaciones rocosas sueltas son sistemas extraordinariamente complicados en cuya estructura, además de los componentes sólidos minerales, también forman parte esencial las fases líquidas y gaseosas. Entran en el campo de la edafología y de la mecánica de suelos.

Las rocas se caracterizan por su variada composición y por la gran extensión que ocupan. Son buenos ejemplos de lo que hablamos aquellos complejos en los cuales puede reconocerse una composición mineralógica regular sobre gran des extensiones en la superficie de la Tierra.

Estas extensiones rocosas forman cuerpos geológicos, que estructuran unitariamente componentes esenciales de la corteza terrestre. De este modo, la petrología, en su calidad de disciplina relacionada con la mineralogía, no sólo presupone conocimientos mineralógicos básicos, sino que también precisa de todas las bases y métodos de trabajo de la geología. La formación rocosa está relacionada estrechamente con las fuerzas dinámicas endógenas (interiores) de la Tierra.

Estas formaciones rocosas, trasladadas a la superficie terrestre, se exponen a las fuerzas exógenas (exteriores), lo que lleva a su destrucción ya la nueva formación de rocas superficiales: las rocas sedimentarias.

En el estudio de las rocas distinguimos dos subdisciplinas:

1. La petrografia. Es la ciencia puramente descriptiva del proceso, la composición y estructura de las rocas y de los minerales que la componen. A este campo pertenecen la denominación y clasificación de las formaciones rocosas.

2. La petrología. Enlaza (correlaciona) los conocimientos de la petrografía con los datos físicos y químicos obtenidos a partir de las observaciones de la naturaleza -o bien obtenidos experimentalmente- buscando así nuevas explicaciones sobre las génesis de las rocas. Se mueve en estrecha relación con las disciplinas vecinas: geología, geofísica, física y química.

La clasificación de las rocas comprende tres grandes grupos:

  • Magmáticas
    • Filonianas
    • Profundas
    • Volcánicas
  • Metamórficas
    • Alta Presión
    • Por Contacto
    • Regional
  • Sedimentarias
    • Clásticas
    • Organógenas
    • Químicas

 

MINERALES

  • I. Elementos Nativos
  • II. Sulfuros
  • III. Haluros
  • IV. Óxidos, Hidróxidos
  • V. Nitratos, Carbonatos
  • VI. Boratos
  • VII. Sulfatos, Cromatos, Wolframatos
  • VIII. Fosfatos, Arseniatos, Vanadatos
  • IX. Silicatos
  • X. Orgánicos